Las 4 tipos de carteras que necesitas en tu vida

Una cartera femenina puede contener más de lo que crees. Cada una de nosotras, dentro de todas nuestras diferencias, ponemos un poco de nuestro mundo en el interior de estos accesorios. Este, no solo es el lugar de poner infinidad de cosas, sino que sirve como una especie de cofre en el que guardamos millones de secretos.

Cada tipo de cartera, va de la mano con un contexto. Según su tamaño, color, o textura, son utilizadas para distintos fines, pues siempre hay una que se sienta mejor a otra según el tipo de situación en la que nos vemos inmersas. A continuación, te mostramos algunas de ellas.

Fuente: Gap Chile

Bolso de fiesta

Estos, en su mayoría, son mínimos. Dentro de ellos, solo alcanza a entrar lo esencial. No es el tipo de bolso que llevarías a una cita o al trabajo, todo lo contrario, pues deben ser utilizados en un contexto más fiestero.

Fuente: ropa mujer

Bolso de oficina

Los bolsos de oficina, son espaciosos a decir basta. Allí dentro, puedes guardar tu almuerzo, teléfono y demás. Su diseño está principalmente contemplado en tu comodidad. El estilo, va en un segundo plano, pues el verdadero objetivo de ellos, es que puedas guardar todo lo que necesitas para tu día a día.

Fuente: Bolsas para chicas

Bolso tote

Todas los odiamos, sin embargo, no podemos evitar usarlos. Este tipo de bolso es tan cómodo y espacioso que es difícil ignorarlos. Desde su diseño, hasta su material, es práctico. Su razón de ser, no busca hacerte lucir como una diosa, sino acomodar cada necesidad que tengas. Para esas chicas ocupadas y que aman sentirse cómodas, esta es la opción adecuada.

Fuente: Alquiler Bolsos de Marca, Bolsos de Fiesta, Bolsos de Marca

El Backpack

De todos, este posiblemente sea el más utilizado. Con él, podemos gozar de espacio, belleza y comodidad. Pese a que no está diseñado para ser llevado a fiestas o eventos elaborados, es ideal para el día a día. Este accesorio, no solo promete acompañarte en cada momento, sino que tienes el bonus de lucir genial y sencilla.

Fuente: Washingtonian

Leave a Reply