Mascarillas caseras para una piel de impacto

El cutis, es parte esencial de tu ánimo. Todas sabemos que no hay nada mejor que tener y lucir una piel saludable y perfecta. Es por ello, que el día de hoy traemos a ti una serie de mascarillas que te ayudarán a lucir esa piel que deseas.

Manchas, puntos negros, y resequedad son los primeros pensamientos que surcan nuestra mente al momento de pensar en cuidado facial. Si no fuera por este trío, muchas de nosotras tendríamos una vida más feliz y plena.

Fuente: Dermaglós

Mascarilla de café

Muchas son las ventajas que podemos obtener el uso eficiente del café, por ejemplo, el cuidado del rostro. La mascarilla de café no es tan conocida, sin embargo, no por ello es menos sensacional. Por sus grandes propiedades, este tip no solo deshinchará tu rostro, sino que promete exfoliarlo y eliminarlo de todas sus impurezas.

Fuente: Viviendo Sanos

Mascarilla de avena

Cuando sufrimos de resequedad, no hay mejor remedio que la avena. Al momento de realizarla, únela con miel, gotitas de limón y bicarbonato de sodio. Por estos ingredientes, verás que en cuestión de primera vez obtendrás un brillo natural de ensueño.

Fuente: Eslamoda.com

Mascarilla de miel y almendras

Si bien las almendras pueden resultar un poco costosas, sirven para más que solo comer. Si deseas realizar esta mascarilla exfoliante, toma suficiente miel combinada con dos almendras. Creas o no, habrán muchos factores en esta mezcla que te privarán de todo tipo de suciedad en la cara.

Fuente: Toor Health Care – ODosta Inc.

Mascarilla de Yogurt

Cuando empezamos a hacernos mayores, arrugas amenazan la suavidad de nuestra piel. Combate con ellas simplemente mezclando yogurt natural con semillas de hinojo. Asegúrate de que esta crema quede tan homogénea como puedas, pues será un factor muy influyente en el resultado que desees lucir. Ten cuidado con dejarla más de lo necesario, pues el yogurt podría ocasionar enrojecimientos o irritaciones.

Fuente: Archana’s Kitchen

Mascarilla de tomate

Si bien todas odiamos el acné, el tomate está aquí para solucionarlo. Esta mascarilla sea probablemente la más versátil, económica y simple, por lo que solo necesitarás picar de un tomate a la mitad. Frótalo contra todas las partes de tu rostro y deja que repose por aproximadamente 10 minutos en total. Al momento de retirar, solo aplica agua con temperaturas tibias y verás cómo tu piel comienza a lucir mejor que nunca.

Fuente: Territorio Gastronómico

Leave a Reply